Resumen Tectónico

El terremoto ocurrido el 21 de febrero de 2011 en la Isla Sur de Nueva Zelanda forma parte del conjunto de réplicas del terremoto de M 7.0 que tuvo lugar en Darfield, NZ, el 3 de septiembre de 2010. El sismo del 21 de febrero está situado en el límite este de las anteriores réplicas y presenta un mecanismo focal oblicuo-compresivo. Como el terremoto principal, este evento está relacionado en términos generales con la deformación regional asociada con el límite de las placas Pacífica y Australiana en la parte central de la Isla Sur de Nueva Zelanda.

Este último evento se produce significativamente más cerca del principal núcleo de población de Christchurch, NZ, que el terremoto ocurrido el 3 de septiembre de 2010, próximo a otras réplicas de tamaño moderado (M 4 ó 5) localizadas al este de la zona principal de ruptura del terremoto de 2010. No hay una estructura en particular que relacione este evento con la falla principal del terremoto de 2010, aunque se han producido numerosas rééplicas al este de la ruptura inicial, en general a lo largo de alineaciones este-oeste. Las alineaciones norte y noreste de los posibles planos de falla y el mecanismo oblicuo-compresivo que se observa en el tensor de momento sísmico pueden reflejar una asociación con fallas de orientación similar localizadas anteriormente en la región de Port Hills, justo al sur de Christchurch.

Desde el terremoto principal del 3 de septiembre de 2010 se han producido aproximadamente seis réplicas con magnitud Mi>=5.0 en la región de Christchurch. El terremoto del 21 de febrero representa la mayor réplica hasta la fecha, siendo más de media unidad de magnitud mayor que cualquiera de las réplicas anteriores.